Iglesia
Metodista Pentecostal
de Chile
    
  ENTRAR 

 

Isaac, el hijo anhelado por mucho tiempo



Isaac es el segundo hijo del patriarca Abraham, pero el primero que tiene con Sara su esposa, su llegada al escenario de la tierra fue especial y particular, puesto que Dios entrega este hijo cuando su padre tenia 100 años, y su madre 90 años.  En Génesis capítulo 18, observamos el momento en que Isaac es anunciado por los ángeles que visitan a Abraham en medio del desierto, junto al hecho de que Sara, al escuchar la noticia ríe y con incredulidad recibe la noticia, siendo sin duda este el principio de una gran bendición y una gran descendencia que traería bendición a todas las naciones.

Isaac es un nombre muy peculiar y significa «aquel que con Dios reirá», por cuanto Abraham y Sara rieron al escuchar la noticia de que ellos serian padres a edad tan avanzada. Es emocionante pensar en todo lo que conllevaba la espera de este hijo, puesto que en él se vería reflejada la promesa de Dios para Abraham.

Al avanzar la edad de este niño, viene uno de los momentos más difíciles que tuvieron que vivir como padre e hijo. En Génesis 22, vemos como Dios pone a prueba a Abraham y exige un holocausto bien particular, Isaac debía ser sacrificado y ofrendado para Dios, y aunque siempre denotamos la obediencia de Abraham, en este relato, también vemos a un hijo obediente. Al llevar la madera que sería utilizada para el sacrificio, paso por su cabeza dónde estaba el animal a sacrificar. Pero su padre responde esa pregunta diciendo que Dios se proveerá.

Tal cual su padre creyó en esa promesa, Isaac también lo creyó, mas cuando llego el momento de ser subido al altar de la ofrenda, ser amarrado y puesto en el lugar del holocausto, vemos algunos puntos importantes, primero que a pesar de haber tenido edad para poder haber reclamado o gritado, la Biblia no señala que Isaac pusiera alguna objeción en todo lo que su padre hacía, segundo la confianza plena que este tiene y que a pesar de ser la victima para el sacrificio, no hubo oposición y en todo momento confío plenamente en lo que Abraham y Dios harían.

Sin duda alguna, este momento fue especial, porque sin saber lo que estaban haciendo y sólo se limitaron a obedecer el mandato de Dios, fue la señal de que ese acto de fe sería el acto que Dios haría con su hijo Jesucristo para poder salvar la humanidad como el holocausto perfecto, el cordero pascual que llevaría todo el pecado del mundo en sus hombros. Pero al ser similares las situaciones, sólo encontramos una diferencia, Dios proveyó un carnero y el ángel de Dios detuvo la mano de Abraham para que este no sacrificara a su hijo, así podemos ver como al final de esta prueba, ambos adoraron a Dios y regresaron a casa con la alegría de que Dios había proveído.

Isaac, después de este acto, estaba preparado para iniciar el recorrido que Dios había preparado para él, y para conformar su condición de hijo anhelado



Pastor Eliseo Fuenzalida

Iglesia IMP de Teno

Estudiante del Seminario Metodista Pentecostal


 
Comentar Sobre:
"Isaac, el hijo anhelado por mucho tiempo"
Nombre:

Email:

Comentario:

Enviar

Doy gracias a Dios por su palabra y seguir amando cada día a mi Dios. Que el Señor siempre revista de su gracias a nuestro Pr Eliseo un abrazo a la distancia Pr Darío Román
Darío Román Olguín
2022-07-27 17:29:38


Grs. Consiervo Eliseo, muy Grata su nota a: Isaac, el hijo anhelado por mucho tiempo " ;felicitaciones un abrazo atte. Sgq Pr.
Samuel Grandón Q.
2022-07-25 18:28:03

Noticias relacionadas:
 
Cargando...





 
      Iglesia Metodista
Pentecostal de Chile
  
Personalidad Jurídica de Derecho Privado
Nº 2148 del 30 de Septiembre de 1929


Obispo Manuel Umaña Salinas # 139,
Estación Central, Santiago de Chile
  
imp.cl

    {login}