Iglesia
Metodista Pentecostal
de Chile
    
  ENTRAR 

 

Bendición y Vida Eterna



Bendición y Vida Eterna

Consecuencia de vivir en paz y en armonía con los hermanos

 

Si leemos el cántico gradual del Salmo 133, al comienzo de éste, nos encontramos con la afirmación que dice «¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!»

El versículo destaca el estar juntos, en armonía.  Nos indica que es bueno y delicioso. Entendemos que la comunión entre hermanos es importante, y lo califica positivamente, con los adjetivos de bueno y delicioso.  Esto ha llamado poderosamente mi atención, sin embargo, si leemos el cómo concluye este hermoso Salmo, nos entrega las consecuencias positivas, por vivir los hermanos juntos en armonía, es de bendición y vida eterna (Salmo 133:3).

Amada Iglesia, el habitar juntos en armonía, es como recibir el aceite de la bendición de Dios sobre nuestra cabeza, la que desciende hasta el borde de nuestras vestiduras.  Esto es sinónimo de bendición de parte de Dios, bendición abundante, pues se traduce en vida eterna. Vida eterna en respuesta a la comunión de su pueblo.  Dios no nos quiere divididos, el Señor no nos quiere separados, Dios quiere que su pueblo habite armoniosamente para bendición y vida eterna.

Me pregunto, ¿qué parte de este Salmo no han leído o no comprenden aquellos que viven conflictuados con sus pares? Me pregunto, ¿qué no entienden del 9no Mandamiento que dice «No hablarás contra tu prójimo falso testimonio»?

Todo lo anterior se complementa con lo expresado en Isaías 58:9 «Entonces invocarás, y te oirá el Señor; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad».  En otras palabras, «¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!» (Salmos 133:1)

Claro, porque todo tiene consecuencias, en este caso, la consecuencia positiva de que los hermanos habiten juntos en armonía, es lo que leemos y reiteramos en el versículo tercero de este mismo Salmo: “…Porque allí envía el Señor bendición, y vida eterna”. (Salmos 133:3)

Por eso, le invitamos a que deje que la bendición de Dios le recorra desde su cabeza, hasta la planta de los pies, viviendo en paz y en armonía junto a su hermano, junto a su familia, junto a la Iglesia.  Como expresa Proverbios 3:3-4 «Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; Átalas a tu cuello, Escríbelas en la tabla de tu corazón; Y hallarás gracia y buena opinión Ante los ojos de Dios y de los hombres»


Que el Señor nos dé paz y armonía a todos, y como consecuencia que su bendición sea derramada sobre nuestras vidas, esto como sinónimo de vida eterna.




Hno Leandro Shara

Predicador encargado de la Iglesia de la Familia Metodista Pentecostal de Chile


 
Comentar Sobre:
"Bendición y Vida Eterna"
Nombre:

Email:

Comentario:

Enviar
Noticias relacionadas:
 
Cargando...





 
      Iglesia Metodista
Pentecostal de Chile
  
Personalidad Jurídica de Derecho Privado
Nº 2148 del 30 de Septiembre de 1929


Obispo Manuel Umaña Salinas # 139,
Estación Central, Santiago de Chile
  
imp.cl

    {login}